Make your own free website on Tripod.com

DIEGO FRANCISCO SANCHEZ PEREZ-ABOGADO,COLUMNISTA

Home | INVERSION PARA EL DESARROLLO | LA URGENCIA INEXPLICABLE | MARCA SUGAMUXI | QUE GANAMOS | SERVIDORES PUBLICOS | SUGAMUXI Y CASANARE | TRANSPARENCIA PUBLICA | RENDIR CUENTAS | Sogamoso Cero en Desarrollo Económico | LA DECADA DEL AGUA | LA INDIA UN BUEN EJEMPLO | LA REFORMA A LA ONU | El Alcalde ¿un estadista o un demagogo? | ARTICULOS | contacto | CONTROL POLITICO | provincia de sugamuxi | caballista | quien soy | opinión
LA REFORMA A LA ONU

La Reforma a la  ONU

Por: Diego Francisco Sánchez Pérez*

 

Kofi Annan presento ante la Asamblea General de la ONU un ambicioso plan de reforma de este organismo multilateral coincidiendo con los sesenta años de su creación y con la voluntad de adaptar mejor sus objetivos y su estructura a los retos del mundo globalizado. La propuesta del secretario general parte de un informe presentado en diciembre por un comité de expertos en el que se detallaban las nuevas amenazas y se sugería actualizar el concepto de seguridad colectiva.

 

Annan, en este contexto, propone tres pilares sobre los que construir la reforma de la ONU: seguridad, desarrollo y democracia. Busca, así, un acuerdo que sea asumible por los 191 estados miembros y que satisfaga desde las demandas de Estados Unidos, centradas en la lucha contra el terrorismo internacional, la no proliferación nuclear y la defensa del concepto de guerra preventiva, hasta las exigencias de los países del Tercer Mundo, con la mirada puesta en la lucha contra la pobreza, las nuevas pandemias y el subdesarrollo, pasando por la preocupación europea por el crecimiento sostenible y el cambio climático. "Los ricos no están al abrigo de aquello que amenaza a los pobres ni los poderosos de lo que inquieta a los débiles", resumió Annan en un intento de evitar que los jefes de Estado acudan a la cumbre de septiembre en Nueva York con la idea de aprobar una reforma a la carta.

 

Es evidente que el sistema de las Naciones Unidas, surgido de la Segunda Guerra Mundial y forjado en el esquema bipolar de la guerra fría, debe adaptarse a las necesidades del siglo XXI. La crisis de Iraq visualizó la quiebra de confianza de Estados Unidos y su apuesta por fraguar alianzas alternativas. John Bolton, futuro embajador estadounidense en la ONU, ha sido tradicionalmente crítico con los organismos multilaterales y, en particular, con las Naciones Unidas al ironizar que el único miembro permanente del Consejo de Seguridad debería ser hoy EE.UU. como reflejo del mundo unipolar. El hecho de que Bolton llegue a la ONU puede obedecer tanto a la voluntad de Washington de frenar la reforma como de abonarla en parte. En esta línea, algunos analistas han visto ya la mano de Bolton -experto en desarme- en el reforzamiento del régimen de no proliferación nuclear.

 

Annan propone la ampliación del consejo de 15 a 24 miembros, con Alemania, Japón, Brasil, India, Sudáfrica, Nigeria y Egipto como candidatos a incorporarse. Mantendrían el derecho de veto los países que ya disfrutan de este privilegio (EE.UU, Rusia, Reino Unido, Francia y China) y que, de hecho, podrían vetar la propia reforma de la carta fundacional. No es extraño, así, que Annan intente satisfacer las aspiraciones norteamericanas -nueva definición de terrorismo, que incluye actos de resistencia armada contra civiles- y deje en manos del Consejo de Seguridad la definición de las condiciones de una acción preventiva como la de Iraq. Como contrapunto, propone que los países ricos abran sus mercados a los productos de los países en vías de desarrollo y dediquen el 0,7% del PIB a la cooperación en el 2015. Está sobre la mesa, en suma, no sólo la reforma de la ONU sino su supervivencia misma como instancia multilateral de solución de conflictos.

 

Director Ejecutivo Fundación Vive Sugamuxi                 

vivesugamuxi@yahoo.com       

Enter content here

Enter supporting content here

AULANET OFC 402 EDF CAMARA DE COMERCIO DE SOGAMOSO