Make your own free website on Tripod.com

DIEGO FRANCISCO SANCHEZ PEREZ-ABOGADO,COLUMNISTA

Home | INVERSION PARA EL DESARROLLO | LA URGENCIA INEXPLICABLE | MARCA SUGAMUXI | QUE GANAMOS | SERVIDORES PUBLICOS | SUGAMUXI Y CASANARE | TRANSPARENCIA PUBLICA | RENDIR CUENTAS | Sogamoso Cero en Desarrollo Económico | LA DECADA DEL AGUA | LA INDIA UN BUEN EJEMPLO | LA REFORMA A LA ONU | El Alcalde ¿un estadista o un demagogo? | ARTICULOS | contacto | CONTROL POLITICO | provincia de sugamuxi | caballista | quien soy | opinión

Departamento de Sugamuxi

DEPARTAMENTO DE SUGAMUXI
dptosugamuxi.jpg

 

Independencia grita…   ¡Sugamuxi !

Por: Diego Francisco Sánchez Pérez

 

“Contaban los antiguos muiscas que antes de que existiera algo en este mundo, cuando la oscuridad llenaba todo como una eterna noche, sólo existía una gran cosa que no tenia ni forma, ni cara, pero en su interior poseía la Luz, por ello los antepasados la llamaron Chiminigagua” Hoy retoma plena vigencia este bello pasaje del Dios creador y autor de la Cultura Chibcha; pues la heterogeneidad de la Provincia de Sugamuxi y de sus gentes, con lugares, zonas geográficas diferentes y poblaciones afectadas por distintos problemas a los del resto de Boyacá; nos sumen en  una oscuridad, parecida  a una eterna noche, magnificada esta por el marginamiento centenario al que hemos sido sometidos desde el Palacio de la Torre, a causa de las intrigas políticas, casi xenofobicas contra Sugamuxi, las que nos han privado de la implementación de las estrategias de desarrollo y de la generación de progreso. Por ello es imperiosamente necesario independizar a Sugamuxi de Boyacá. Hoy en la Provincia de Sugamuxi, gracias a  la esforzada gestión de algunos  Alcaldes, actuales y pasados  y de  instituciones no estatales, se realizan trabajos en salud y educación en las comunidades  necesitadas de la mano del Departamento; ya que  la atención por parte del Gobierno de Tunja es ninguna. Prueba de ello es que en  los Municipios “importantes” y en los no tanto, ni siquiera se llega a contar con la presencia del Gobernador en sus tradicionales  festividades, toca pues a las autoridades locales asumir las obligaciones Constitucionales del Departamento.

 

La pobreza actual de la Provincia del Sugamuxi es mucho más compleja, en cuanto a sus características, municipios como: Aquitania, Labranzagrande, Mongua, Tota, Pesca y Pajarito superan ampliamente el 10.7% del total del promedio nacional de Miseria  y el 29.1% nacional de necesidades básicas insatisfechas; ante estas preocupantes cifras no se pueden, en forma constante, aplicar los mismos instrumentos para combatirlas, especialmente cuando estos no tienen innovación y son administrados con una alta cuota de improvisación y Planeacion contrarios   a las demandas locales.

 

La tarea presente, es la de propiciar una estructura territorial propia, programas e instrumentos adaptados a las características especialísimas de Sugamuxi con el adecuado recurso económico para ello, recurso que hoy no llega pues el Departamento de Boyacá es inviable financieramente; debemos dar un enfoque temático realista al Departamento de Sugamuxi, de acuerdo a las necesidades de desarrollo de cada Municipio de la provincia; Proponernos crear un plan de Desarrollo adecuado y concertado con los 15 Municipios de Sugamuxi y que este encuentre su contraparte en la misma gente y en todas las autoridades municipales, para así  ejecutar esfuerzos permanentes por salir de la pobreza.

 

Para concretar una política genuina independista, es necesario que las comunidades organizadas, las organizaciones religiosas y otras existentes en los pueblos de Sugamuxi actúen como interlocutores y potenciadores de la idea realizable de buscar nuestra emancipación territorial de Boyacá; para que el desarrollo, que ha sido esquivo por décadas para nuestra tierra pueda ser cierto y así mejorar la capacidad de generación de crecimiento económico, que es el único que puede jugar un papel primordial en la lucha contra la pobreza. Creamos firmemente que en nuestro interior poseemos la luz creadora, heredada de nuestro ancestro Chiminigagua.

 

Sugamuxi, con todo para creer y poder.

Por Diego Francisco  Sánchez Pérez * 

Para quien no conoce su rumbo no hay vientos favorables, decía Sócrates, y no hacía más que sostener una verdad evidente. No puede saber cuál es su rumbo aquel que no sabe quién es. De tal modo, nunca podrá alcanzar su verdadero destino. 

A la vista de nuestras actuales tribulaciones, falta de empleo, escaso crecimiento económico, decadencia y hasta aburrimiento,  la pregunta que debemos hacernos es: ¿por qué nos encontramos sin alternativas de desarrollo? Debemos saber, en todo caso, que todavía contamos con capital humano de primera, con un empresariado activo y comprometido con el  podremos remontar la cuesta. 

Hace poco tiempo, el profesor Jorge Domínguez, del Centro de Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard, señaló que la decadencia empequeñece a Latinoamérica;  y para el caso nuestro nos ha  vuelto conformistas.

 Analizó el anterior pensamiento: en estos últimos años la Provincia de Sugamuxi ha estado viviendo por debajo de la importancia de ella misma; sin distinguir nuestro "estar", que resulta indigno, con nuestro "ser", que debería permitirnos remontarnos a otras alturas. Se requiere urgente un consenso provincial, para lo cual es necesario sumar, actuar y no dividir.

 Debiéramos examinar si la identidad Sugamuxista del siglo XXI es la misma que la de comienzos o mediados del siglo XX. Es decir, teniendo en cuenta lo que fuimos y lo que hoy somos, tenemos que preguntarnos qué es lo que debemos y podemos llegar a ser, desarrollando al máximo nuestras potencialidades; un buen ejemplo para todos nosotros es el Departamento del Quindío; creado en 1966, hoy milagro económico de Colombia, con sus  Parques temáticos y el turismo rural que lo ha convertido en el segundo destino turístico del país, casi desplazando a la costa caribe; el Quindío con apenas 12 municipios y escasos 1962 Km. 2 (Sugamuxi cuenta con 15 Municipios y   3446 Km.2).  

Adicionalmente contamos con la infraestructura adecuada: El Aeropuerto, La mas importante y mejor  Planta de sacrificio de ganado, el mejor Coliseo Cubierto de ferias y Exposiciones, Una excelente infraestructura deportiva (Coliseo Cubierto, Estadio, Coliseo de gimnasia, de Artes marciales, Patinodromo), La mas importante Plaza de toros, El único Museo y parque arqueológico de Colombia, La mejor central de abastos, Terminal de transporte, Un  Teatro, en su proporción solo comparable con el Colon,  Universidades, Batallón, Empresa de servicios públicos, Prensa escrita de primera, Emisora Local. En materia turística ni hablar, nuestro territorio cuenta con atractivos como:  

Aquitania y

 La Cumbre (Mirador).  Isla de La Laguna.  Hoteles Rivereños.  Gastronomía.

Iza con

Aguas Termales.  Iglesia Parroquial. Piedra del Cacique.  Cueva Bochica.

Mongua  y

 Museo Arqueológico.  Laguna Negra.  Morro Uise.

Mongui con

 Cueva de las Ánimas (Religioso Natural).  Cueva de Toyá.  Fábrica de Balones. Páramo de Oceta, La Basílica de Mongui

Nobsa con

 Hermita de Lourdes.  Complejo Turístico y Viñedos de Puntalarga.  Fábrica de Campanas.

Tibasosa y

 Museo Arte Religioso.  Cerro de Bolívar.  Santillana.  Sepultura de Inocencio Chincá.

Topaga con

 Puente Los Molinos.  Minas de Carbón.  Peñón de Tópaga. Museo y Artesanías de Carbón.

Tota y

 Playa Blanca.  Punta Larga. La Puerta.  Donsiquira.  Iglesia Parroquial.

Pesca con

 Pantano Grande.  El Palmar.  Iglesia Parroquial.  Páramo Cortadera.  Minas de Fosfato.

 

Por solo mencionar algunos. Fortalezas grandes en infraestructura y atractivos únicos  poco conocidos en Colombia y el Mundo. Si San Martín y Bolívar proponían a los pueblos de América el proyecto común de liberarnos de la dominación española, posiblemente en este siglo XXI debamos proponernos, como proyecto común, liberarnos de nuestros miedos, nuestras carencias y divisiones. A partir de allí empezaremos a recorrer el camino que nos permitirá llegar a ser lo que debemos ser, un nuevo y el  más prospero Departamento de  Colombia. Si creemos, podemos. 

Director Ejecutivo Fundación Vive Sugamuxi

 

 

La Creencia Equivocada

Por Diego Francisco Sánchez Pérez 

Todo problema difícil y complejo tiene una respuesta simple, fácil... y equivocada”. Me acordé de esta frase de Henry Kissinger, el otro día cuando leí en el informe del Secretario de Infraestructura y Valorización de Sogamoso, que  la vía Sogamoso-Iza es ahora más rápida y segura gracias a un cuneteo, un retiro de escombros, una limpieza y aun parcheo con asfaltita.  Pero que se trataba de soluciones temporales dado que la pavimentación se ejecutara próximamente con recursos del Instituto Nacional de Vías.  

La Construcción y  Mantenimiento de carreteras es un problema costoso, difícil y complejo. Pero luego de escuchar al Ministro de Hacienda en el Consejo de Ministros trasmitido por televisión en directo para toda Colombia, decir que el Gobierno estudia un documento “No Oficial” para adquirir un préstamo con la CAF-Corporación Andina de Fomento- para financiar el famoso plan Vial 2500 Kilómetros, y creer que la vía se hará próximamente es definitivamente un exceso de optimismo;  situación ratificada  luego por el discurso del Presidente Uribe en la Ceremonia de instalación del Congreso de la Republica; así que pensar que el Gobierno Nacional construirá la vía Sogamoso- Iza próximamente resulta una creencia simple, fácil... y equivocada. Ahora esta situación de dificultad financiera en las macro cuentas del Gobierno central nos hace ser más bien pesimistas a quienes usamos la vía y sabemos del deterioro de esta. Por ello es momento de analizar el trafico promedio de esta vía, la que todos los fines de semana (sábado y Domingo) presenta un altísimo uso. 

Vayamos por partes. Primero, una de las leyes menos discutibles de la economía es la ley de la demanda que dice que la cantidad de un bien demandada por los clientes se reduce cuando aumenta su precio. Eso es cierto para todos los productos, ya sean galletas, Aguardiente, chorizos... o carreteras. En este sentido, la lógica económica nos dice que si se concreta la afirmación de que la pavimentación se ejecutara próximamente, la cantidad de ciudadanos que querrán utilizar la carretera subirá, y para mantener la pavimentación en buen estado, para generar  rapidez y seguridad, la solución no es esperar indefinidamente a que la CAF acepte la propuesta del Gobierno de comprometer vigencias futuras  sino estudiar objetivamente la opción de Concesionar la Vía o que el Municipio de Sogamoso establezca un peaje con tarifas diferenciales, para inducir a que los ciudadanos con una menor preferencia por usar la vía a ciertas horas( no las pico)  viajen en otro momento más barato o en autobús.  

Segundo, a diferencia de lo que algunos parecen creer, las carreteras gratis no existen: existen las que se pagan con peajes y las que se financian a través de los impuestos. La pregunta es: ¿cómo deberían financiarse? Una teoría de la Hacienda pública explica que los bienes públicos que tienden a congestionarse –como es el caso de las carreteras– deberían costearse con tasas de usuario y no a través de los  

Impuestos. La razón es bien simple: al circular por la carretera, uno ocupa un espacio que los otros usuarios no pueden utilizar, es decir, uno tiende a provocar un efecto negativo o externalidad (y perdonen la jerga) sobre los demás. Como en el caso de la polución, la manera de corregir esa externalidad es la imposición de una tasa de utilización (es decir, la introducción de un peaje) porque ésta aumenta el costo directo de circular, cosa que lleva a los usuarios a usar menos el automóvil.

 Ya sé que algunos dirán aquello de que los peajes son injustos porque, en proporción a la renta, los pobres pagan más que los ricos. El problema de esta tan repetida y popular cantaleta es que el objetivo del Estado no debe ser exclusivamente la redistribución de la riqueza. El Estado también debe garantizar el buen y eficiente funcionamiento de las cosas. Ahora bien, una vez hecha la redistribución deseada, las decisiones de política económica deben buscar la eficiencia. En particular, el Municipio para lograr una carretera en buen estado rápida y segura, lo que tiene que hacer no es seguir remendando la vía con asfaltita sino asumir el debate político y publico de concesionar la vía o establecer un  peaje diferencial e invertir el mismo  en la vía.  

Tercero: Las Concesiones viales presentan sus ventajas para el usuario sea  o no propietario de vehículo automotor pues el Concesionario debe proporcionar una transitabilidad en condiciones optimas, vía perfectamente señalada y demarcada, iluminación artificial, grúa- taller, ambulancia, teléfonos públicos. El lector habrá notado  el  alto deterioro de la carretera. Yo vivo en Vanegas y pagaría el peaje para ir a Sogamoso a Firavitoba o Iza si se me garantiza una vía en excelente estado rápida, segura y con estos adicionales.  

¡Sí! Puedo estar de acuerdo con ustedes en que la propuesta del peaje manejado por el Municipio suena ridícula, entre otras cosas porque acabaríamos no pagando ningún impuesto dada la mala calidad de los servicios públicos que recibimos de este. Pero estarán ustedes de acuerdo conmigo en que esa falsa creencia del Secretario de Infraestructura es una idea atractiva desde el punto de vista del populismo político... Pero una creencia que pospone indefinidamente el bienestar y la autonomía de Sogamoso y sus municipios vecinos.

 
DEPARTAMENTO DE SUGAMUXI

PARA QUIEN NO CONOCE SU RUMBO NO HAY VIENTOS FAVORABLES

dptosugamuxi.jpg

AULANET OFC 402 EDF CAMARA DE COMERCIO DE SOGAMOSO