Make your own free website on Tripod.com

ELECCIONES Y PARTICIPACION

DEL KILOVATIO AL KILOVOTO

ELECCIONES
SENADO
KILOVOTO
DERECHO
EL CHATO
DEMOCRACIA

 

DEL KILOWATIO AL KILOVOTO

 ESCRIBE : NOEL ANTONIO PONGUTA BARACALDO

Para nadie es extraño que en el pasado se ha pretendido a través del funcionamiento de la Electrificadora de Boyacá  obtener dividendos de carácter electoral al cambiar los kilowatios que producía por  votos electorales realizando obras no directamente relacionadas con la mejora de la eficiencia del servicio ni tampoco con el aumento de la cobertura o con la búsqueda de una rentabilidad pública la cual consiste no en buscar un mayor rendimiento económico sino en utilizar eficientemente los recursos disponibles para mejorar el nivel de vida del habitante común y corriente de las ciudades y de las poblaciones rurales de Boyacá. 

Después de gestiones adelantadas bajo esta modalidad electorera, al igual que de haber pactado convenciones colectivas de trabajo no siempre ceñidas a las normas fijadas por el gobierno nacional, orientadas a asegurar la austeridad y eficiencia en el gasto, sino como fruto de las presiones sindicales, hemos llegado al balance de tener una empresa en dificultades financieras que requiere de soluciones heroicas, como el reajuste de tarifas. 

Un análisis sencillo indica que la estructura tarifaria es progresiva, y más cuando se trata de usos por encima  de las necesidades básicas dizque con el fin de controlar y racionalizar los niveles de consumo. Veamos por ejemplo que un consumo promedio entre 200 KW y 300 KW durante un período anual se repartió de la siguiente manera : 226 en enero/99 se cobraron 100 KW a $42,71, 100 KW a $121,79 y 26 a $143,28. Así fue variando de tal manera que cada mes se disminuían 2 KW  al consumo más bajo y se aumentaban 2 KW en el siguiente nivel hasta llegar  a distribuir un consumo de 242 KW en Diciembre de 1.999 así: 78 KW a $48,55, 122 KW a $132,83 y 42 KW a $156,27. Pero no conformes con esta disminución gradual se disparó la disminución en el nivel más bajo puesto que en Enero/2000 ya se distribuyó un consumo de 334 KW ,  así: 54 KW a $49,12, 146 KW a $134,64 y 134 KW $158,40, y en Febrero/2000 un consumo de  260 KW así: solamente 49 KW, o sea un 50% menos de los de Diciembre/99 a $49,51, 151 KW a $144,57 y 60 KW a $170,08. Esta es una forma sutil de incrementar las tarifas y de cobrar por consumos similares mayores proporciones de dinero. A los anteriores valores se agregan un cargo por estrato de $2.780,00, otro por Alumbrado Público cuyo promedio fue de $3.615,42 y otro por mantenimiento del alumbrado público por  $775,00 mensuales en promedio. Se nos dirá que la solución es bajar el consumo , y efectivamente esto es aconsejable pero cuando se usa estufa eléctrica es imposible antes de que nos podamos conectar al anhelado gas natural domiciliario que como siempre para infortunio de los boyacenses pasó hace muchos años desde Casanare por nuestro territorio para ser distribuído en otras regiones del país. Esperemos que la promesa de la instalación del gas natural anunciado para mediados del presente año sea una realidad. De lo contrario seguiremos expuestos a la refinanciación de la Empresa de Energía Eléctrica de Boyacá, ESP. 

Es bueno aclarar que no existe una prestación gratuita de este servicio para nadie. También que el servicio público más caro es el que no se tiene, o quédese siquiera un día a oscuras y su protesta será mayor. En los valores de las tarifas también inciden  los gastos de administración, los de operación, los de mantenimiento y el servicio de la deuda. Por ello es bueno permanecer vigilantes sobre los mismos gastos. Las obras de infraestructura que también son necesarias para asegurar la continuidad en el servicio y la expansión y mayor cobertura de la población deben cargarse de tal manera que la paguemos no solamente las presentes generaciones sino también las venideras. 

El alivio  posible para estos costos de la canasta familia solamente vendrán por medio de los subsidios que deben incluir los Presupuestos, Nacional, Departamental y Municipal pero estarán orientados únicamente a los estratos  uno,. dos y máximo al tres. Lo más cierto es que hasta el momento lo que se ha aplicado es que se ha transferido recursos de los grupos de la población de mayor ingreso hacia los de menor ingreso .

 


 

POR QUIEN VOTAR ... ? 

Escrito por Noel Antonio Pongutá Baracaldo, Administrador de Empresas UN. 

En los últimos comicios recomendé votar por quienes prometían administrar con técnica, es decir utilizar con eficiencia los escasos recursos disponibles, comprometiendo en éste propósito a su equipo de trabajo y a sus gobernados. Ahora las cosas son muy distintas. Se trata de elegir a los hacedores de las leyes que trazan las políticas dentro de las cuales se enmarcan las decisiones de los administradores públicos. Todos somos conscientes de que la Carta Magna o sea, la Constitución Nacional 1.991, con su cancerbero o guardián la Corte respectiva, sirven de marco principal, pero que aún son demasiado jóvenes e inexploradas.

 Dos circunscripciones, la nacional para el Senado , y la regional para la Cámara, con dos tarjetones igualmente disímiles, exigen de los electores una cultura política aún escasa y limitada. El del Senado requiere ubicar las cuatro páginas que tiene y ubicar a los candidatos alfabéticamente por cada una de las páginas y por el número asignado. Aún es tiempo de instruirse al respecto utilizando los tarjetones de borrador que suministra la Registraduría del lugar o las fotocopias que cada candidato reparte.

 Pero más importante es saber por quién se debe votar entre tan numerosas opciones. No es un secreto que todavía prima el concepto afectivo y sentimental de votar más que el análisis reflexivo de los candidatos y de sus mal llamados programas de gobierno, porque cuál plataforma podrá desarrollar uno solo o unos pocos de los Parlamentarios que resulten elegidos si van a actuar apenas como miembros de una Corporación de más de 100 personas. 

Las circunstancias anotadas nos inducen a pensar que debemos elegir personas con aptitudes y capacidades para interactuar con facilidad dentro de semejantes grupos, con liderazgo para entender y saber defender los sentimientos, los sueños y las esperanzas de sus electores y ante todo con sentido social para interpretar las carencias de los más necesitados, con raciocinios, pensamientos e ideas y recursos oratorios para poder expresarse con posibilidades de convencer a su auditorio, con tesón para trabajar en forma continua y sin desmayo, con carácter y personalidad suficientes para defender sus convicciones, con valores cívicos, éticos y morales que garanticen una posición erguida ante los halagos del poder y ante la corrupción y falta de valores existente en casi todas las esferas sociales del país. Los candidatos necesitan también un gran sentido de la economía para que no pierdan el sentido del manejo tanto de la abundancia como de la escasez, porque cualquier exageración en uno u otro sentido resulta desastroso para el incremento de los impuestos, para el despilfarro de los pocos recursos  o para el estancamiento del progreso.

 Sin pecar de puritanos, seamos exigentes con nuestro voto. La circunscripción nacional para el Senado exige un análisis adicional para detectar las posibilidades de nuestros candidatos porque se trata de hacerlos caber dentro de las 100 curules que se reparten en todo el país sin cuota fija para ningún Departamento sino en proporción a la votación nacional. El sistema tiene el peligro de dejar regiones enteras sin Senadores en beneficio de las de mayor concentración humana y población votante. La abstención de los boyacenses resulta beneficiosa para otras regiones y pone en peligro la proporción actual de nuestros cuatro Senadores para darle paso a otros Departamentos con mayor volumen de votación. Igual riesgo se corre con la demasiada diversificación  de la votación entre tantas listas. Los Senadores tienen una dimensión nacional y resultan elegidos no tanto por ser de un Departamento en particular sino por reunir votos suficientes en todo el país. En este sentido influyen muchos los votos que los boyacenses residentes en otros Departamentos puedan depositar por los candidatos de nuestro Departamento.

 Votar el próximo 8 de Marzo de 1-998 en nuestra obligación, pero votar bien es nuestra responsabilidad. No seamos indiferentes ante tal compromiso y luchemos para elegir buenos Senadores y Representantes capaces de convertir al Congreso colombiano en un escenario donde se elaboren las Leyes que traigan el desarrollo de la Constitución 1.991 para beneficio del país en primer lugar y de Boyacá en segundo lugar combatiendo ante todo las necesidades básicas insatisfechas de los campesinos, de los desempleados y de los carentes de comodidades y de condiciones de vida aceptables.  

 

   

ourname@ouraddress.com

Or give us a call at (800) 555-1212.

Related Links

In this area, we will include any links related to our business or that we think will interest our customers. We may also provide links to other interesting shops you may want to visit.

Small Business Advancement Center

www.sbaer.uca.edu

Better Business Bureau

www.bbb.org

AULANET DISÑO DE PAGINAS WEB. OFC 402 EDF CAMARA DE COMERCIO DE SOGAMOSO