Make your own free website on Tripod.com

LIC JAIME VARGAS IZQUIERDO

CRONICAS

BIENVENIDA
LOS COMUNEROS Y ALCANTUS
CIEN AÑOS DE GLORIA
COLEGIO DE SUGAMUXI 100 AÑOS
colegio de sugamuxi 1905-2005
a proposito de unas buenas fiestas
SOGAMOSO, 195 AÑOS DE VIDA REPUBLICANA
EN EL DIA DE LA SOGAMOSEÑIDAD
EN EL DIA DE LA SOGAMOSEÑIDAD
RAFAEL GUTIERREZ GIRARDOT
ESPIRITU DE ASOCIACION
HISTORIA
Aeropuerto
JAVARIZ
COLSUGA
NACIMIENTO COLSUGA
Fechas estelares
6 de Septiembre DIA DE LA SOGAMOSEÑIDAD
tauromaquia
Contacto
CRONICAS

jvarreinas.jpg

ESCRIBIR ES UN PLACER

LUIS ANTONIO BRAND, EL CAPITAN VENENO

Por: JAIME VARGAS IZQUIERDO

(Fragmentos de un capítulo de su libro inédito)

 

Un personaje de enorme popularidad en Sogamoso es Luis Antonio Brand, el famoso “Capitán Veneno”, folclórico, pintoresco y conocedor como ninguno del acontecer cotidiano de la Villa del Sol, Brand fue portero del Colegio de Sugamuxi por allá en los años cuarenta y después de haber prestado su servicio militar como soldado de caballería De ambas responsabilidades y quehaceres, su buena memoria le permite narrar acontecimientos vividos como militar y como servidor acucioso del histórico plantel educativo. Su calidad de “periodista” (vendedor de prensa y lotería) le facilita estar en contacto con todos los estamentos ciudadanos y derivar de esa circunstancia el conocimiento de los sucesos diarios de la Ciudad del Sol.

El profesor Américo Gonzalo Bohórquez, quien fue su superior en los quehaceres castrenses de Brand suele llamarlo “ la voz del pueblo” y es una de las personas que más disfruta de las ocurrencias, consejas y decires del “Capitán Veneno” mote que se ganó en su cargo de portero en el Sugamuxi precisamente por su rigidez y severidad en el cumplimiento de sus funciones.

Una de las actividades que Brand realiza con mayor complacencia es la de organizar misas por la intención de las almas de ciudadanos eméritos de Sogamoso, con ocasión de su propio cumpleaños y de los aniversarios del fallecimiento de Julia Brand, su nunca olvidad progenitora. Las eucaristías organizadas por Luis Antonio gozan de una especialísima publicidad, invitaciones por intermedio de tarjetas, avisos murales, cuñas radiales y en “registros” muy vistosos que personalmente Brand se encarga de entregar a sus amigos y allegados.

Otra de las cualidades del “ Capitán Veneno” es su facilidad oratoria y su llaneza expresiva, dueño de un Léxico impresionantemente rico y variado, sus peroratas son de buen recibo en sus auditorios improvisados o en las reuniones que organiza, así como en las ceremonias religiosas o sociales que coordina para exaltar personajes incluyendo al propio Luis Antonio Brand.

De Brand se conocen muchas anécdotas y obviamente lo hace aparecer como un personaje eminentemente popular. Las gentes se han acostumbrado a escucharlo con atención, pues, su conversación un tanto afectada por una supuesta corrección idiomática siempre es un atractivo para las gentes menesterosas de información y ávidas de chismorreo.

En alguna época Brand fue picado por el gusanillo de la política pero pronto se desilusionó de esta actividad, pues sus jefes a quienes apoyó con entusiasmo y a quienes exaltó con la fuerza de su encendida oratoria, que adornaba con muletillas, como aquella de “ amor con amor se paga”, no le correspondieron a su lealtad y lo abandonaron con una muestra ostensible de ingratitud.

Por los años sesenta y en accion proselitista, visitó a Sogamoso invotado por sus correligionarios del Movimiento Revolucionario Liberal, MRL, el compañero jefe Alfonso Lopez Michelsen. El doctor Lopez dictó una conferencia política en el Teatro “Paraíso” (1962). Alli con la claridad y la densidad de su pensamiento expuso sus ideas ante los liberales, no muchos, pues en esa epoca ser disidente del oficialismo no sólo era considerado como un pecado sino que entrañaba un tremendo riesgo. A la Salida del Teatro paraíso el doctor López Michelsen fue objeto de la calurosa acogida de las gentes emocionadas con el mensaje ideológico del “pollo” López. Entre ellas no podía faltar Luis Antonio Brand, el mismísimo “Capitán Veneno” quien le espetó al líder del MRL un cordialísimo saludo en ingles:” How do you do Mr. López. Welcome to Sogamoso”. El doctor Lopez algo masculló mientras sus ojos azules se fijaban en la pequeña humanidad de su menudo interlocutor.

Curiosamente por el año de 1974 cuando Alfonso Lopez Michelsen fue ungido como Presidente de Colombia, fue llamado Brand a ocupar un puesto público como celador de la Plaza de Mercado de Sogamoso. Por ese entonces el abogado Juan Francisco Guevara Prieto un “lopista” de tiempo completo fue designado como gerente de la Empresa de Teléfonos de Boyacá. Brand por su adicción a la “champaña de tusa” (léase chicha) y Pachito por esos arcanos del acontecer político salieron tempranamente del gobierno. Pacho Guevara no obstante ser uno de los más leales seguidores del doctor López Michelsen no pudo proseguir su buena gestión frente a los destinos de la empresa boyacense y regresó a Sogamoso.

Una mañana “Pachito” Guevara hacia lustrar sus zapatos a la sombra de la más antigua palma que adorna nuestra Plaza Mayor de la Villa y Brand, ante la sorpresa de Juan Francisco, le dirigió esta sentencia: doctor Pachito, nuestro paso por la burocracia ha sido muy efímero”. Vale la pena anotar que el ex gerente de los teléfonos de Boyacá no acertó a responder la inesperada y desproporcionada impertinencia del “Capitán Veneno”.

El ‘Capitán Veneno” es un hábil vendedor de loterías y nunca escatima la ocasión para ofrecer el mayor “ no importa que no tenga plata, después me paga el billete o la fracción.” Cierta vez y con la consabida muletilla ‘después me paga el billete o la fracción”, le dejó a Alberto Coy Montaña y a Omar Corredor Avella, ambos promotores de la cultura en Suamox, unas fracciones de la Lotería de Boyacá. Coy y Corredor se olvidaron de cancelar oportunamente el valor de las fracciones principalmente Alberto. Quien por esos dias andaba empeñado en presentar por los canales de la televisión nacional un programa sobre los aspectos más sobresalientes de la vida sogamoseña en lo tocante a cultura, historia, folclor, arte y personajes sobresalientes de la Villa. El programa cuyo nombre era” Colombia y su folclor” incluyó a un personaje típico y pintoresco de Sogamoso de nombre Luis Antonio Brand, quien resumió su vida y milagros y se convirtió en protagonista de la pantalla chica.

Pasados los días Coy y Corredor degustaban un tinto en la famosa Lonchería

“ Nompanim” y de improviso Brand hizo presencia en compañía de un agente de policía y procedió a cobrar las fracciones manu militari .Corredor confundido y molesto por la inesperada actitud del Capitán Veneno procedió a cancelar su deuda y cuando Alberto Coy quiso hacer lo mismo Brand le indicó: “Lo suyo, doctor Coy que quede así por mi salida en televisión..”

En el año de 1992 un pintor local por encargo de la Cámara de Comercio de Sogamoso, elaboró un gigantesco mural con la efigie de varias personajes sogamoseños: deportistas, sacerdotes, educadores, ejecutivos, voceadores de prensa, militares, quedaron plasmados en la artística pintura y claro esta la figura de Luis Brand no tenia por que faltar en el mosaico ejecutado en la pared de cerramiento de un lote en plena Plaza de la Villa.

Meses mas tarde por efectos del desarrollo el muro debió ser demolido y Brand cuidadosamente recogió el pedazo que contenía su efigie y manifestó que ese era “el cuerpo del delito” con el cual interpondría una acción de tutela contra los responsables de este acto iconoclasta que acabó con la efigie de unos cuantos personajes  del mundo de sogamoseño.

El maestro Rafael Bayona López “Balo” plasmó una estatua del “Capitán Veneno” y según los críticos quedó tan parecido que sólo le faltó el “tufo” alcohólico. La estatua rodó por muchos lugares hasta perderse en alguna oficina para mal del presumido Luis Brand.

Luis Brand, el “Capitán Veneno” continua vendiendo su lotería, sus periódicos y revistas, glosando la vida diaria de Sogamoso, pagando misas por Julia Brand y por los personajes de Suamox ya fallecidos, también se seguirá escuchando la alabanza patriótica que Luis aprendió en sus viejos tiempos de soldado:

“Hoy que la madre patria conmovida,

hoy que debemos todos combatir,

vamos a dar por ella nuestra vida,

Que morir por la patria no es morir”.

HOMENAJE POSTUMO A LUIS ANTONIO BRAND (q.e.p.d.), vendedor de periódicos y loterías muy conocido en Sogamoso, quien falleció recientemente, a sus 83 años a causa de una enfermedad.

 

 

EL FERROCARRIL, UN SÍMBOLO DE NUESTRAS MEJORES TRADICIONES

 

Existen en la historia de los pueblos acontecimientos y fastos que se convierten en puntos de referencia y en hitos o indicativos puntuales del discurrir de las sociedades

Por Jaime Vargas Izquierdo

 

En tratándose de Sogamoso es preciso dentro de esos hitos de marcada significación en la vida ciudadana, en el cual tuvo ocurrencia hace cerca de setenta años, mas exactamente el 19 de Agosto de 1931 cuando llego a la peque4ª Villa de entonces , el primer tren procedente de la capital colombiana.

Los historiadores sogamoseños Horacio Isaza del Castillo en su semanario “ La Correspondencia”, Gabriel Camargo Pérez en su “ Geografía Histórica de Sogamoso” y Guillermo _lazas Olarte en Sugamuxi Crónicas y Leyendas” nos relatan con lujo de detalles la llegada del primer convoy férreo a Sogamoso mas exactamente a la improvisada estación de la legendaria finca “ El Durazno” en la cual flameaban los estandartes patrios de Colombia y Bélgica.

Cuando en la fría noche de aquel 19 de Agosto de 1931, a eso de las diez , conforme a lo narrado, se sintió el pito ensordecedor de la humeante locomotora y el traqueteo de los vagones con su estridencia perturbadora de la habitual calma de la apacible Villa, los sogamoseños de entonces se percataron que con la placidez perdida por el fragor de los humos plomizos de la pesada maquina, se palpaba el inicio de una nueva era de progreso.

Las multitudes, de acuerdo con las narraciones de los Historiadores, dieron aquella noche rienda suelta a su euforia. Un frenesí contagioso se apodero de los citadinos y los niños inundaron sus rostros de alegría. A los actos de recepción , a las notas musicales de la “ Banda ciudad del sol”, a los discursos de los dirigentes cívicos, a los vítores y los aplausos de los lugareños se fueron uniendo los fastuosos homenajes ciudadanos brindaron a los representantes belgas de Chemin de Fer en Colombie, la empresa multinacional a cuyo cargo estuvo el arribo del primer tren a la roma de los Chibchas y la conversión en realidad del sueño de los sogamoseños de incorporarse a la civilización con un medio de tanta significación económica y social.

Desde aquella noche agosteña , el ferrocarril se convirtió en el símbolo y personificación del progreso de la vida social y económica de toda la comarca sogamoseña. De alguna manera el tren se encargo de llenar un espacio en el proceso de adelanto de los moradores de Suamox.

Transcurrido algún tiempo, los impulsadores de la empresa ferroviaria quisieron aproximarse mas al corazón de la Villa y la estación “ El Durazno” dejo de funcionar para instalar la terminal en un lugar mas próximo al centro de la población y se levanto una nueva estación en el costado sur de lo que hoy es la Plaza 6 de Septiembre, frente a la residencia de los Angaritas o de las señoritas Valencia. Por largos años fue esta estación el lugar de llegada o partida de los románticos trenes que movilizaban a los pasajeros, quienes por razones de negocio o de recreación debían cubrir unas rutas pletóricas de encanto y esplendor y gozar, así mismo, desde las ventanas de las coches, de la contemplación del cautivante paisaje de la campiña cundiboyacense, amen de disfrutar a la llegada de cada estación intermedia los pequeños manjares y viandas regionales ofrecidos por los vendedores , en medio de una frenética algarabía y un resonante alboroto.

El 15 de Marzo de 1944 bajo la Alcaldía de Don Pablo Spolidore se materializo un nuevo desplazamiento del terminal ferroviario y se inauguro una nueva estación cercana a la primera de “ El durazno”, desde la cual se prosiguió la prestación de este servicio de transporte tan anclado en la vida y en la tradición sogamoseña. La distancia grande para la época determinó, junto con la construcción de la Avenida Bélgica, la operación del premier servicio urbano de transporte por bus, entre la estación y el centro, a un costo de cinco y diez centavos, orientado por Don Ulises Malpica.

Por muchos años el ferrocarril del Nordeste con sus pausados trenes y sus raudos autoferros que hacían su recorridos de ida y vuelta entre nuestra ciudad, Bogota y las ciudades y poblaciones intermedias, fue la insignia del transporte sogamoseño, hasta cuando el desarrollo de las comunicaciones terrestres y el desgreño administrativo de las ferrovias dieron al traste con el mas popular vehículo transportador de pasajeros y carga.

Hoy apenas el tren pertenece al recuerdo y es tan solo una evocación nostálgica para los viejos sogamoseños y boyacenses. La estación, otrora imponente y con tanto valor simbólico, es apenas un lugar abandonado y macilento. No se perciben ya los ecos de los silbidos roncos , ni la humareda de las locomotoras, ni el paso trepidante del ubérrimo Valle de Iraca. Es como si este signo de progreso se hubiera esfumado dejando apenas una estela de añoranza y pesadumbre.

Empero, con satisfacción, se están escuchando ahora voces, a las cuales unimos, que proclaman la necesidad de reactivar aquel legendario y romántico sistema de transporte , para que otra vez la carga vuelva a desplazarse en los pesados vagones del Nordeste q y que el viejo ferrocarril reaparezca convertido en tren turístico popular para que las gentes colombianas de todos los contornos puedan llegar en el a Boyacá y puedan conocer aquí sus joyas y encantos paisajísticos, históricos y artesanales. Además para que la abandonada estación férrea se resurja, como ha ocurrido en otras partes, transformada en epicentro cultural y turístico y en espacio para exposiciones artísticas y muestras artesanales.

Asi, tal vez, podremos recuperar no solo una exquisita tradición de nuestra tierra, sino hacer del ferrocarril la fuente de nuestro desarrollo económico y turístico que todos anhelamos. He aquí una bonita tarea para nuestros gobernantes y dirigentes cívicos y empresariales.

 

 
ARTICULOS PUBLICADOS EN DIARIOS. PRONTO

AULANET,OFC402 EDF CAMARA DE COMERCIO DE SOGAMOSO, TEL 7721677