Make your own free website on Tripod.com

ELECCIONES Y PARTICIPACION

EL DERECHO A VOTAR

ELECCIONES
SENADO
KILOVOTO
DERECHO
EL CHATO
DEMOCRACIA

 

EL DERECHO A VOTAR, EL MÁS ANTIGUO 

Escribe: NOEL ANTONIO PONGUTA BARCALDO, Admor Empr. Sogamoso 

Recuerdo ahora el librito que constituía la Cédula de Ciudadanía hace más de medio siglo en Colombia. La votación originaba un sello alusivo al acto. No era muy aconsejable identificarse como votante por el partido político opositor al gobierno de turno porque originaba represión y violencia. Pero al fin y al cabo era posible votar. La historia de Colombia está llena de muchas justas electorales en las cuales constituía un honor participar en nombre de un partido  y a favor de los candidatos oficiales para elegir a los voceros que representarían al pueblo en esas memorables sesiones del Congreso.

Actualmente, la Constitución Nacional de 1.991, Art. 258, establece que el voto es un derecho y un deber ciudadano. En el Art. 3 expresa que la soberanía reside exclusivamente en el pueblo, del cual emana el poder público, y que éste la ejerce en forma directa o por medio de sus representantes. El Art. 40 consagra que todo ciudadano tiene derecho a participar  en la conformación, ejercicio y control del poder político, para lo cual puede elegir y ser elegido y tomar parte en elecciones , plebiscitos, referendos, consultas populares y otras formas de participación democrática.

Y de acuerdo con lo anotado por Néstor Madrid Malo en su Libro Temas de Ciencia Política y Derecho constitucional, la participación política significa tomar parte activa en los mecanismos formadores del poder, es todo lo que asegura al ciudadano su poder decisorio en la conformación de tal poder, a través de la oportuna manifestación de sus opiniones políticas  y de su propia presencia en aquel proceso según el grado de intervención que está dispuesto a ejercer.

Las elecciones del próximo 10 de Marzo ofrecen la oportunidad de llevar a la práctica el ejercicio libre y espontáneo de todos estos derechos constitucionales. Ante la imposibilidad  de ejercer la soberanía directamente lo hacemos al elegir nuestros representantes y senadores para que ejerzan el control político desde el Congreso. Como se anotó es un deber y un derecho de ciudadanos.

En tratándose de elegir parlamentarios no nos debe preocupar tanto cuales son sus Programas de Gobierno por cuanto van a formar parte de Corporaciones colegiadas en las cuales las decisiones dependen de la votación favorable de más de 50 personas. Miremos más bien cuales son sus capacidades de liderazgo y sus virtudes para lograr colocar cuando  así lo requieran un número suficiente de colegas del Parlamento a su favor.

Luchemos también con nuestra participación democrática contra la abstención, la cual considero como la expresión más negativa de nuestra capacidad de ejercer el poder de votar. Para la muestra un botón: Sogamoso tuvo en las elecciones parlamentarias de 1.998 una abstención del 50% porque de un potencial de 60.176 ciudadanos solamente se acercaron a las urnas 30.143. Por otra parte, en las elecciones del 2.000, para elegir autoridades locales, de 62.000 posibles votantes solamente acudieron a las urnas 38.676, o sea una abstención del 38%. El potencial de votos para las elecciones próximas en Sogamoso es de 68.586, cifra que permite afirmar que la plaza roja de Boyacá podría colocar  casi un Senador y dos Representantes, pero si se derrotara la abstención.     

AULANET DISÑO DE PAGINAS WEB. OFC 402 EDF CAMARA DE COMERCIO DE SOGAMOSO