Make your own free website on Tripod.com

REGIONALISMO Y DESARROLLO

BOYACA Y SU ECONOMIA

REGIONALISMO
REGIONALISMO IV
BOYACA
BOYACA I
EL POT
SOGAMOSO
SOGAMOSO Y SU DESTINO
TURISMO
INDOLENCIA
ELECCIONES
CARACTERIZACION DEL BOYACENSE

 

BOYACA Y SU ECONOMIA

 

Escribe: NOEL ANTONIO PONGUTA BARACALDO, Administrador de Empresas de Sogamoso.

 

Dentro del tema del Regionalismo sano que debemos sentir los boyacenses como  un mecanismo necesario y efectivo para acelerar nuestro desarrollo, hay que  auscultar el proceso económico  vivido desde finales del Siglo XIX y durante el ya moribundo Siglo XX. Hemos hecho alusión a la importancia de los mercados semanales que desde la prehistoria, la colonia, la independencia y los comienzos de la república se sucedían en nuestras poblaciones para ofrecer nuestros productos eminentemente agropecuarios y por el sistema del trueque adquiríamos los bienes de otras regiones. Este procedimiento continuó aunque ha habido las modificaciones que implica la aparición de los Supermercados y de las Centrales de Abastos de Tunja, Duitama, Sogamoso, Chiquinquirá, entre otras.

 

La especialización permitió que regiones incursionaran en los mercados nacionales como el de Corabastos en Bogotá a donde empezaron a llegar la curuba de Santa Sofía, el Tomate del Valle de Tenza, la Mora de Castilla de San Eduardo, la papa de Toca y  la cebolla de Aquitania. Un renglón significativo fue el  molinero como lo demuestran los Molinos que se fundaron en Sogamoso, Duitama y Chiquinquirá. Las ventajas comparativas del trigo importado han causado su desaparición porque además dejamos de producir este cereal. Las frutas también representaron un renglón significativo en los ingresos de los boyacenses. La cebada nos convirtió en sede de fábricas importantes de cerveza. Las hortalizas también. Pero hubo factores determinantes del deterioro de nuestra economía agrícola como son: la fuerte emigración del campo a las ciudades buscando mejores oportunidades en la industria, el comercio y  los servicios. La educación en los niveles medio y superior llevó a los niños campesinos a abandonar su terruño y a instalarse definitivamente en las ciudades. Otro factor altamente negativo fue la falta de agua, el cual en este momento se resolverá con el funcionamiento pleno del Proyecto del Alto Chicamocha. La solución actual está en fortalecer los cultivos de la papa especial para procesamientos industriales, de las hortalizas y de los frutales  y de cualquier otro producto que tenga mercado nacional asegurando previamente las ventas y aplicando las tecnologías de avanzada para convertirlas en actividades rentables. Aún debemos aprender de los campesinos de las provincias de Sugamuxi y Tundama quienes lograron combinar sus actividades dentro de las industrias con las tradicionales del campo: cuidado del ganado y de sus parcelas.

 

Pero tampoco debemos echar reverso en el campo de la industrialización. Tenemos que cerrar filas para defender ante el país la supervivencia de Acerías Paz del Río, de Mecanizados y Motores y de tantas otras industrias que pueden tener éxito en nuestro departamento porque tenemos las materias  primas como el carbón, la roca fosfórica, la caliza y el mineral de hierro. La sola generación eléctrica, la carboquímica, y la producción de superfosfatos nos puede mantener hoy en el mercado. Lo que tenemos es que fortalecer nuestra capacidad de riesgo para invertir, para constituir empresas y para volvernos competitivos haciendo bien las cosas y siendo más productivos. O si no preguntémonos por qué en otras regiones de Colombia existen empresarios boyacenses de gran éxito y prestigio.

 

No podemos desestimar nuestra experiencia minera y  metalmecánica que hemos adquirido durante más de 50 años bajo las enseñanzas de técnicos extranjeros, de Centros Especializados del SENA, de Institutos Técnicos, de Universidades, de la Escuela de Minas de la Chapa, de las mismas Empresas que han tenido que invertir fuertes sumas de dinero en preparar a sus propios trabajadores como es el caso de la Metrología en la antigua SOFASA. Recibamos con entusiasmo el anuncio de convertir la Granja del ICA en Bonza en Centro de Capacitación. Utilicemos más nuestro dinero, nuestra inteligencia, nuestra experiencia y capacidad de trabajo y asumamos los riesgos para hacer empresa que explote nuestros recursos y venda a Colombia y al mundo.

 

 

AULANET DISEÑO DE PAGINAS WEB. OFC 402 EDF CAMARA DE COMERCIO DE SOGAMOSO